Iconografía

ICONOGRAFÍA TRADICIONAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA MISERICORDIA

          Según cuenta el historiador Fr. José Teixidor, San Vicente Ferrer tenía especial devoción por la Virgen de Misericordia que se veneraba en la capilla del mismo nombre del Real Convento de Santo Domingo de Valencia -donde ingresó como novicio- y que el santo taumaturgo hizo copiar sobre tabla llevándola consigo en sus predicaciones por Europa. En su última estancia en Valencia, el año 1413, San Vicente regaló al noble valenciano Arnau de Valeriola dicha tabla pictórica que se depositó en la ermita que éste tenía en Campanar y que será el origen de la titularidad para nuestra parroquia cuando sea erigida por Bula de S.S. Julio II en 1506.

          La tabla medieval representaba la Santísima Virgen de pie, cobijando en su manto con los brazos ligeramente extendidos las figuras de un niño a su derecha y una niña a su izquierda. Igualmente, esta representación iconográfica se seguirá en 1805, cuando se encarga al escultor Francisco López Pellicer una talla policromada de la Virgen de la Misericordia que presidirá el antiguo retablo mayor destruido en 1936.

Ntra. Sra. de la Misericordia

Ntra. Sra. dela Misericordia
(Boceto para el antiguo retablo
mayor de Campanar)
Francisco López Pellicer, 1805
Arxiu Parroquial de Campanar

          La actual imagen, obra de Francisco Alabau Albors, bendecida por el Rvdo. D. Eduardo Estívalis Pérez en 1941, procede del seminario diocesano y por ello, sólo se acompaña con la figura de un niño arrodillado y se repite idéntica composición en la hornacina de la fachada del templo con una escultura en piedra artificial de Vicente Rodilla Zanón, realizada en 1965.

          Convenía estudiar la recuperación de la iconografía tradicional de Nuestra Señora de la Misericordia y corroborando la corrección de estos planteamientos previos a la intervención, la existencia de una antigua imagen de la titular de devoción domiciliaria que reproduce la representación tradicional en Campanar: con la Virgen de pie, protegiendo un niño y una niña que, desde 1957, se venera en la parroquia de San Juan Bosco. Se trata de una talla policromada, probablemente de mediados del siglo XIX, de gran devoción entre los vecinos de Tendetes y a la que dedicaban fiesta anual el segundo domingo de octubre, trasladándola a nuestro templo, donde celebraban Misa mayor y por la tarde, procesión que la devolvía a la Partida de Tendetes.

          La intervención que hoy presentamos a la comunidad parroquial, ha consistido en recuperar su iconografía tradicional completando el grupo escultórico existente desde 1941 con la figura de una niña para el costado izquierdo de la imagen. La talla en pino de Suecia y con un metro de altura, es obra de Don Ricardo Rico Tormo (Valencia, 1965), formado en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos y licenciado en escultura por la Facultad de Bellas Artes de San Carlos; siendo policromada por Don Francisco López Pardo.

niña-taller-ricardo-rico-tormo          niña-ricardo-rico-tormo

boton-anterior